Un 10 más efectivo que Messi